domingo, 15 de marzo de 2015

La decisión

Finalmente, el buen maestro está destinado a ser superado por el alumno. Y luego olvidado.
Y debe ser olvidado para que el camino del alumno deba alcanzar su destino. Y el destino no es un punto o meta definido: es la decisión para la que el maestro preparó al alumno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dar tu opinión.
Recuerda: no insultes, no mala onda y en lo posible sé clar@
¡Salud y bendiciones desde #Melipilla!